miércoles, 23 de noviembre de 2016

INVESTIGAMOS A MARC CHAGALL

Chagall es un pintor que gusta mucho a los niños y conecta muy bien con ellos porque muchas de sus obras están basadas en recuerdos infantiles. El estilo de Chagall incluye obras que transmiten felicidad y optimismo, en ello influye los vivos colores que utiliza para decorar estas obras, un mundo en el que el colorido es muy importante, se trata de un arte basado en el amor y en las tradiciones y costumbres tanto rusas como judías aprendidas en su niñez.



En los primeros años de su trayectoria, Chagall representó a sus personajes en espacios interiores, mirando y conectándose con el exterior a través de un ventana. 



Chagall ilustró una edición francesa de las Fábulas de La Fontaine.  Visualizamos algunas de estas fábulas como: El gato y la zorra, La zorra y las uvas o El molinero, su hijo y el burro. 


El mundo fantástico del artista ruso aparece representado por personajes mitad persona y mitad animal. 

 El circo es unos de los temas preferidos del artista para que los niños disfruten del espectáculo, como Chagall disfrutaba siendo niño cuando el circo llegaba a Vitebsk. En el circo representa trapecistas, equilibristas, bailarinas… Pero también aparecen animales, caballos, leones....


El uso que hace el artista del color, un uso simbólico  utiliza el verde, como símbolo de esperanza, para muchas de las caras de los personajes, un azul intenso que representando la hora del crepúsculo, el rojo del encuentro amoroso…

LA CASA AZUL


PINTAMOS NUESTRA CASA AL ESTILO DE CHAGALL



1 comentario:

  1. Estos niños son unos artistas, preciosas todas las casas azules.

    ResponderEliminar